El Parque Nacional Laguna de la Restinga se encuentra en el punto donde se juntan la zona oriental de la isla de Margarita, o Paraguachoa, con la península de Macanao, las cuales están unidas por un istmo arenoso de origen sedimentario o restinga.

El Parque Nacional Laguna de La Restinga ocupa una superficie de 18.862 hectáreas y fue creado por Decreto N° 1.591 de fecha 6 de febrero de 1974.  

La laguna de La Restinga es de agua salada, y allí proliferan extensos bosques de manglar entretejidos por laberínticos canales, hábitat natural donde anidan diversas aves como la cotorra margariteña, el patico zambullidor, el flamenco, la gaviota y la tijereta de mar. La laguna tiene forma triangular y ocupa un área de 2.600 hectáreas, con una profundidad de 4-6 metros. Es alimentada por el agua que entra por una boca que da al mar.  Al final de la laguna, el istmo arenoso o restinga, forma una hermosa playa de 22 km, la cual es ideal para hacer largas caminatas. La arena de la playa está compuesta por finos restos de concha marina.

La laguna de La Restinga se encuentra a tan sólo media hora de Porlamar, a 15 minutos del aeropuerto y a 10 minutos del terminal de ferrys de Punta de Piedras. Al llegar al parque se debe cancelar una módica tarifa para entrar. En su muelle se encuentran pequeños botes que trasladan a los visitantes en un paseo por entre los canales que reciben románticos nombres como el “Túnel de los Enamorados” y “Mi Dulce Amor”.

Además de canales, durante el recorrido se pueden observar diferentes tipos de formaciones de manglares como túneles y plazas, donde los turistas toman hermosas fotografías. Al final del recorrido se llega a la playa, pudiendo indicarle al capitán del bote a qué hora desean que pase a recogerlos, mientras degustan un delicioso pescado frito a la orilla de la playa.